Yuca colombiana, modelo de interés para Uganda

La delegación estuvo conformada por seis personas que demandaron información en temas como variabilidad genética y variedad de yuca fresca, selección varietal de la yuca con agricultores de la altillanura colombiana y la cadena de valor de este cultivo en Colombia.

“Estamos en el CIAT para adquirir e intercambiar conocimientos de los colegas asociados y aunar capacidades a futuro. Queremos aprender sobre nuevas metodologías y poder adaptarlas en Uganda”, dijo Kelly Wanda, del Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA).

La agenda para este intercambio de conocimientos incluyó una sesión informativa del CIAT por parte de algunos colegas de diferentes programas y una visita a los Llanos Orientales. Según Dominique Dufour, ingeniero agroindustrial y de procesos del programa de yuca del CIAT, los investigadores africanos “aprendieron a evaluar el deterioro poscosecha y conocieron el proceso en el cual las raíces de yuca perecen rápidamente (tres días) después de la cosecha, en un proceso conocido como el deterioro fisiológico poscosecha (PPD, por sus siglas en inglés)”.

Durante su visita a campo en los Llanos, los investigadores conocieron la preparación de suelos y cultivo en caballones, el manejo de abonos como herbicidas y pesticidas, la cosecha para la selección de raíces y de estacas para siembra futura, el tratamiento de lavado, secado y poscosecha, el descopado o poda, proceso en el cual se cortan las ramas una semana antes de la cosecha para favorecer la conservación de la raíz.

foto-grupoweb

También, realizaron un viaje a Bogotá para conocer el circuito de comercialización de las raíces frescas lavadas y los canales de distribución a mercados y supermercados, aprendieron de selección de yuca fresca para el proceso de pelado y distribución de trozos para chips, congelados y croquetas.

“Ellos se fueron con una imagen de optimización desde el campo hasta el consumidor final que les pareció bastante interesante para pensar en un modelo en África para abastecer a Kampala, que es la capital económica de Uganda. Su labor es diseñar una propuesta para montar una cadena de valor de yuca fresca en este país. Se llevan una imagen muy abierta de Colombia de intercambiar ideas, trasladan los conocimientos del modelo de la planta de parafinado para construir una allá”, puntualizó Dominique.

Por su parte, Jorge Luís Luna, asistente de investigación del programa de yuca, aseguró que “los visitantes también recibieron capacitación en CIAT en deterioro poscosecha y se quedaron muy sorprendidos de la simplicidad de la maquinaria. Se fueron con la idea de que es muy fácil hacerlo en Uganda”.

Cerca de concluir la visita, Harriet Muyinza, de Laboratorios Nacionales de Investigación Agrícola, Kawanda, expresó que “el equipo se sintió muy feliz con la cálida bienvenida y excelente organización. Gracias a los esfuerzos para desplegar esta visita, estos jóvenes científicos podrán hacer un gran trabajo para la industria de la yuca en África”.

La visita es el resultado del trabajo de un proyecto liderado por el CIAT en el que colaboran el Centro Internacional de la papa (CIP), el Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo (CIRAD), el Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA, por sus siglas en inglés) y el Programa de Investigación de CGIAR en Raíces, Tubérculos y Banano (RTB, por sus siglas en inglés).

Ver la galería de fotos sobre la visita